miércoles, 8 de octubre de 2008

Vuelve el otoño, vuelve la rutina



Después de este verano tan agitado, que no removido y lleno hasta arriba (que diría James Bond), volvemos a nuestros duros quehaceres. Después de la íntima boda de Inma e yo y de la tradicional comida de los carabineros ,ambos actos son los que aparecen en las fotos( la persona que nos acompaña en la boda permanece en el anonimato porque no nos ha dado tiempo a pedirle permiso, pero aprovechamos para decirle que es un encanto y más apañao que tó) retomamos con fuerzas renovadas el curso escolar. De la feria no tenemos fotos (por fortuna para muchos(luego dice mi hermano que uso mucho los paréntesis, me da igual, cuando se gasten seguiré con los corchetes)) pero podemos decir que la hemos disfrutado muchísimo y que hemos cuidado de nuestros amiguitos cuando ha sido necesario. Lo que más nos ha gustado es el libreto del Úbeda Información , en concreto la página de Mendieta , si no la han leído háganlo "hurgentemente"(véanse los teléfonos de interés). También disfrutamos mucho (casi mil gramos) con "Kilo" Veneno(véase la programación).


El nuevo cuarteto para el año 2009 ya está en marcha, ya tenemos el principio del popurí, tres cuplés, un pasodoble, una rumba y un aurrescu muy bonito. Besos para todos y nos vemos pronto.

1 comentario:

lujanrojasubeda dijo...

Sobre la publicación del testimonio gráfico de la boda sin autorización previa del extra, sirva el presente comentario como resignado placet al mismo. Total, qué más da a estas alturas en que publicais la foto tapándome únicamente los ojos: no os dais cuenta como se advierte perfectamente mi nariz (digna de la mejor poesía burlesca de Quevedo (ya veis que yo también amo los paréntesis (sobre todo durante la jornada laboral))), con lo que el reconocimiento de mi identidad es obvio e inmediato; de hecho, si me coloqué en semiperfil ante la foto fue por no poner en riesgo el objetivo de la cámara, lo que hubiera supuesto un singular choque de sables.

Eso sí, mientras que para mí es un gran honor aparecer en tan magno blog como Jesús en el calvario (entre dos ladrones), mucho me temo que para vosotros suponga un grave y estrepitoso tropiezo en vuestra reputación local. Son muchos los colegas, amigos y familiares que, conociendo mi profesión, han hecho el mismo comentario al ver la foto: “Pepe, yo creía que usabas bata, no sabía que en el hospital trabajabas con traje y corbata,… va a ser verdad lo que dicen que el que mejor se lo pasa en las terapias de grupo es el propio terapeuta…”.
Otros sin embargo, lo único que me han preguntado es si es que el cuarteto ha ampliado su formación, sugiriéndome un nuevo nombre para bautizar el grupo: “Troche, Moche y el fantoche”. En fin, allá vosotros. Mi deseo es que vuestro caché artístico no se vea perjudicado por este desliz.

Se lo pasa uno bien paseando por este blog, aunque su lectura me recuerde la carretera del muriano, con tantas curvas ((((( y contracurvas )))))). Tal vez esos recuerdos seán lo que no le guste a vuestro hermano el granaíno.