lunes, 14 de julio de 2008

Nueva oportunidad a los votantes



Reunidos a tantos de tontos la junta directiva del cuarteto y por una nimiedad de votos (2), se acuerda en fecha y sitio estipulado el reabrir la encuesta ya caducada a la mejor agrupación, ya que el resultado ha estado muy ajustado, y los 98 votantes del cuarteto de los pastores nos han pedido una segunda oportunidad, alegando que los 102 votantes de los Mosquiteros les hicieron una jugarreta diciendo que se había cumplido el plazo tres minutos antes de que sucediera, momento que aprovecharon para desempatar a su favor.
Y ya de paso, aprovechad para ver estas dos bellas instantáneas, que no los que salen en ellas. Sentido homenaje al "gusanito", a Florencio y a las añoradas noches eternas en el escenario del club de billar.

6 comentarios:

loleison dijo...

buenos días.

pasaba por aquí y despues de leer este intensísimo post tan sólo quería saludaos, pues no me he enterao de na.

besos

Mandilón dijo...

¡qué putada votar otra vez! y con las vacaciones por medio... Espero encontrar un ciber en La Barrosa.

¡Lola, vota por los mosquiteros del gusanito!

Anónimo dijo...

Mejicanito lindo dice:

Me parece un acierto el volver a realizar las votaciones, aunque creo que los mejicanos (hermaniachis) consiguieron muchos votos y con la dificultad que nos cuesta a los seguidores de los mismos entrar en internet; pero aquí estaré votando ahora a los pastores; ya que los mosquiteros no son realmente los troche y moche en su salsa, no hay comparación que valga con el Charli.

Anónimo dijo...

¿Y los sastrecillos valientes?. No es justo que no aparezcan. Y hablando de aparezcan, ¿sabéis quien se me apareció un día en el portal?.... pues el Banana. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío. Es que resulta que es vecino mío. Eran las tantas de la madrugada. Y va el tío y le dice a mi novio: «¿qué haces Paco?». Y le digo yo: «¿cómo que qué haces Paco?, ¿y yo qué?, si llevamos siendo vecinos toda la vida!!!!». Es que el tío es la hostia. Y hablando de la hostia, lo que fue la hostia fue el cuarteto de los sastrecillos valientes. Qué risa. De verdad. Yo es que me meaba. Y hablando de mear. Un día tenía tantas ganas que tuve que mear en mi portal. Y, por cierto, en mi portal me encontré una vez al Banana. Qué tío.......

Mandilón dijo...

Jo tio, yo solo queria decir que los mosquiteros si son autenticamente de troche y moche, lo que pasa es que en este blog hay eco:los mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y mochelos mosquiteros si son autenticamente de troche y moche

¿o no?

Anónimo dijo...

Mejicanito lindo dice:
Es cierto que los mosquiteros estaban bien, y que son los troche y moche, pero el cuarteto comenzó realmente con los pastores, grandes ovejas y mejores personas. Yo sigo valorando aquel año de los mejicanos, sólo por el cactus del Luí, tendría que tener más votaciones. Por cierto el otro día me encontré con el Banana y me dijo que su tío se había comprado un audífono con el que oía muy bien, muy bien, pero que muy bien. Me dijo que le preguntó a su tío cuánto le había costao, y contestó su tío: "Ayer a las diez y media"